domingo, 2 de mayo de 2010

La cocina nacional y popular

El pueblo Argentino tiene un problema: no sabe comer. Teniendo el gaucho a su disposición campo y vaca, se limitó a asar la mejor carne del mundo. ¿Y por que debería haber hecho otra cosa? Rico, fácil y barato, la solución era perfecta. Pero los tiempos pasaron y el sector popular ya no puede acceder tan fácilmente al campo y a la vaca como en los viejos tiempos. Sin embargo conserva las mañas del gaucho: trabajar lo menos posible, emborracharse, pegarle a la mujer, y entrarle al asado.

Esta dependencia de la carne provocó que el pueblo argentino se achanchara, y no hiciera como los sectores populares de otros lugares del mundo, que se la rebuscan con cualquier cosa. ¿Los franceses descubrieron el roquefort (queso con hongos) porque eran aventureros o porque estaban tan muertos de hambre que decidieron mandarse un queso podrido? ¿El higado encebollado en su origen fue un plato gourmet, o una forma de hacer comestible un corte de carne dura y con sabor fuerte? ¿La rúcula es una hoja de lujo, o un yuyo que comían los italianos del sur para no pasar hambre?

El argentino cuando tiene hambre y quiere comer algo rápido y barato come hamburguesas, panchos, milanesas o fideos con tuco.  O peor aun esos productos procesados industriales, salsas listas con solo agregar leche, sopas, sustitutos alimenticios,  sobrecargados de sal, azucar y de componentes tóxicos como el aceite hidrogenado.

Lo que pocos saben es que con la misma plata y en el mismo tiempo, si usamos un par de condimentos se puede hacer un goulash hungaro o una comida india. Mientras un paquete de 8 Hamburguesas puede salir mas de 15 pesos, hacer una Soup a L'oignon básica para 4 personas sale menos de 8 pesos y se cocina en el mismo tiempo.

Por esto es que desde este blog, con la indispensable colaboración del General Perón brindaremos recetas y consejos para poder cocinar rico, fácil y barato. Y por que no, también rico, caro, y difícil, eso es lo lindo del peronismo, que al igual que la biblia está lleno de contradicciones que a nadie parece importarle. Pero si hay una máxima en nuestra lucha será el combatir la moda capitalista de la cocina gourmet, y demostrar que se puede comer rico sin tener que gastar fortunas ni ponerle nombres idiotas a los platos.

Cerramos el primer post del blog con la memorable frase dicha en el histórico encuentro Perón-Francella: "Mi general, a comerlaaaaa".


3 comentarios:

  1. Hola,
    Mi nombre es Mariela, soy de Tortuguitas Buenos Aires y mi blog es COCINA LIGHT. En este momento estoy preparando mi tesina de grado en la carrera de Comunicación Social de la UBA. Mi investigación se trata sobre blogs de cocina amateurs en Argentina y mi campo, por el momento, se limita a mujeres. Te escribo para pedirte tu colaboración en responderme unas simples preguntas generales sobre tu experiencia, puede ser vía Skype o personalmente si vivís en Ciudad de Buenos Aires o el Conurbano Bonaerense. Si puedes y quieres ayudarme por favor responde este mail con tus datos de contacto (teléfono o usuario de Skype). Muchísimas gracias.
    Y si conoces a bloggeras puedes hacerme el favor de contactarme? gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mariela recién lo veo, dejame un blog de contacto y te escribo, no te preocupes que los comentarios viejos son moderados asi que no lo va a poder ver nadie mas, saludos!

      Eliminar