martes, 13 de julio de 2010

Mozo, marche unas imperfecciones de ternera y unas deformidades de pollo!

La moda de hacer una ensalada y decir que son "verdes", no se detiene. Ahora parece que sos un paparulo si decís que una papa es una papa, en lugar de decir que es un papín, una papa rustica o unas papas rotas. Llamar a las cosas por su nombre está mal visto, entonces hay que inventar nombres donde no es necesario inventar nada. Algo similar se dió en el fútbol, antes el que era un gran arquero era el pulpo, el que corría rápido era el galgo, y el que se llamaba Lopez y comía fideos con manteca era Lopez. Ahora en cambio los comentaristas deportivos se pelean como nenas por ver quien es el que consigue imponer un apodo, para poder cancherear en la cena de navidad "viste el 10 del Inter, le dicen la mula loca gracias a mi". Entonces los tipos van y te agarran un pibe de 17 años que debuta en primera del que no saben nada, pero como hay una chance que llegue a ser el 10 del Inter por las dudas le mandan algún apodo antes que se avive otro. "Este es el payaso, dicen". Y ya está quedó el payaso, por mas que ninguno de sus conocidos lo llame así, y por mas que Aimar odie ese apodo. Los cocineros lamentablemente adoptaron esta mala costumbre, haciendo que para leer el menú uno necesite un diccionario pelotudo-español, generalmente aportado por el mozo.

Como se puede observar en la foto a los chefs creativos muchas veces se les va la mano. ¿Treinta pesos para comer unas imperfecciones de ternera? Por esa plata lo menos que me podés dar es algo perfecto viejo!!! ¿Que es una imperfección de ternera, la quinta pata de una vaca deforme? ¿La parte que le tiran para que coman los gatos? ¿Los restos grasosos que quedan al hacer los demás cortes y que se usa para salchicha? No se a ustedes, pero yo lo último que me pediría en un restaurant es algo que que de entrada ya te avisan que no va a estar perfecto. Vos imaginate, cuando te venden el "lomo maginifico" y te llega un bifecito quemado que te querés matar, si ya se atajan de entrada y te avisan que es una imperfección.... mamá...

Buscandole alguna lógica al asunto se me ocurre que quizás el cocinero se refiere con imperfección a carne cortada en pedacitos chiquitos de formas imperfectas. Pero no tengo forma de probarlo. Ni ganas de arriesgarme a averiguarlo. Así el restaurant se perdió un cliente, y posiblemente muchos mas. Es lo que pasa cuando el cocinero en lugar de ser Nacional y Popular, abandona la causa y pretende hacerse el oligarca.

"Cuando la mona se viste de seda, mas mona queda, papá."
JDP, 1945, en el Trigesimo Primer Congreso anual del Gremio de los Calesiteros celebrado en Chacharramendi, La Pampa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario