lunes, 19 de julio de 2010

Comida light, un flagelo inmoral contra los descamisados.

Una moda se impone desde países imperalistas como Inglaterra y Estados Unidos: la triste moda de la comida light. Han insertado en nuestra sociedad aberraciones antinaturales como la leche que no sale de la vaca sino del poroto de soja, la mayonesa que se hace sin huevos y el huevo light  que tiene poco colesterol. Hasta la sal light inventaron! Y uno, peronista de la primera hora no puede parar de indignarse ante esta situación.

-Pero Mi General, sobre gustos no hay nada escrito, que cada cual coma lo que quiera, dijo un compañero.
A lo que sabiamente respondió el Abanderado de los humildes e hinchas de Racing:
- En efecto compañero, nada hay escrito sobre gustos, por eso yo he de ser el primero en hacerlo. Dedicaré mi vida a la divulgación de los secretos de la cocina que se merece el descamisado, La Cocina Nacional y Popular. La cocina que con poco hace mucho por todos ustedes, el motor de esta gloriosa Nación.. (se le cae un lagrimón)
Aplauso cerrado de multitud "espontanea". -Fuerza mi General! Viva Perón!

La primera vez que surgió este tema fue cuando discutíamos con Ramón Carrillo el tema de la Libreta Sanitaria. Me hizo notar el bueno de Don Ramón que el problema de la comida light, no es su espantoso sabor, sino otro mucho mas profundo: por que se come comida light? Para no engordar. Que significa esto? Que nos sobra tanto el dinero y comemos de una forma tan desaforada, que nos vemos obligados a modificar de formas antinatural nuestra dieta para no engordar. Es tal la cantidad de comida que tenemos disponible que no podemos reducir su consumo, y la única alternativa que queda es comer lo mismo, pero modificando el alimento para que engorde menos. Es decir, los oligarcas tienen una cantidad tal de recursos que se ven obligados a inventar nuevos alimentos para no enfermarse por el exceso de comida! Como puede ser que haya gente que deba preocuparse por el exceso de comida cuando en el mundo hay cientos de millones de hambrientos y desnutridos?

Alguna vez se pusieron a pensar cuales son los países donde hay mayor abundancia de productos "light", "diet" o "sanos"? Inglaterra, EEUU, Alemania, Noruega... países capitalistas e imperialistas que tercerizan su producción a países del tercer mundo donde le pagan sueldos de miseria a los trabajadores. Se apropian de la plusvalía, de recursos naturales y sumen a continentes enteros en la pobreza: Africa, Asia, América Latina.

Ustedes creen que en los comercios de Vietnam o de Mali van a encontrar comida light? Por supuesto que no! Porque desde que el hombre es hombre la lucha por sobrevivir hace que lo natural sea comer la mayor cantidad de calorías posibles! En los países asiáticos y africanos lejos están de preocuparse por consumir calorías de mas, sino que trabajan jornadas de 40 horas ininterrumpidas para poder, con suerte, consumir las calorías necesarias para sobrevivir un día mas.

Decía mi gran compañero John William Cooke, "y si en lugar de sacarle artificialmente calorías a los alimentos, no los dejamos como están y la parte de calorías en exceso se la damos a quienes padecen el flagelo del hambre?"  Que clase de sociedad puede dedicarse a investigar la mejor forma de quitarle calorías a los alimentos mientras en el mundo diariamente mueren muchísimos niños a causa de la falta de las mismas?

Entonces compañero, pienselo dos veces y agradezca la suerte que tiene la próxima vez que se le ocurra sacarle la piel al pollo y darsela al perro "porque engorda".

Cena de camaradería en ocasión de los festejos del 50º aniversario del Sindicato de Monagillos, Empleados de Santería, Curanderos y afines. Al fondo el Dr. Carrillo, El General Perón fuera de cuadro a causa de una camisa manchada con tuco.

martes, 13 de julio de 2010

Mozo, marche unas imperfecciones de ternera y unas deformidades de pollo!

La moda de hacer una ensalada y decir que son "verdes", no se detiene. Ahora parece que sos un paparulo si decís que una papa es una papa, en lugar de decir que es un papín, una papa rustica o unas papas rotas. Llamar a las cosas por su nombre está mal visto, entonces hay que inventar nombres donde no es necesario inventar nada. Algo similar se dió en el fútbol, antes el que era un gran arquero era el pulpo, el que corría rápido era el galgo, y el que se llamaba Lopez y comía fideos con manteca era Lopez. Ahora en cambio los comentaristas deportivos se pelean como nenas por ver quien es el que consigue imponer un apodo, para poder cancherear en la cena de navidad "viste el 10 del Inter, le dicen la mula loca gracias a mi". Entonces los tipos van y te agarran un pibe de 17 años que debuta en primera del que no saben nada, pero como hay una chance que llegue a ser el 10 del Inter por las dudas le mandan algún apodo antes que se avive otro. "Este es el payaso, dicen". Y ya está quedó el payaso, por mas que ninguno de sus conocidos lo llame así, y por mas que Aimar odie ese apodo. Los cocineros lamentablemente adoptaron esta mala costumbre, haciendo que para leer el menú uno necesite un diccionario pelotudo-español, generalmente aportado por el mozo.

Como se puede observar en la foto a los chefs creativos muchas veces se les va la mano. ¿Treinta pesos para comer unas imperfecciones de ternera? Por esa plata lo menos que me podés dar es algo perfecto viejo!!! ¿Que es una imperfección de ternera, la quinta pata de una vaca deforme? ¿La parte que le tiran para que coman los gatos? ¿Los restos grasosos que quedan al hacer los demás cortes y que se usa para salchicha? No se a ustedes, pero yo lo último que me pediría en un restaurant es algo que que de entrada ya te avisan que no va a estar perfecto. Vos imaginate, cuando te venden el "lomo maginifico" y te llega un bifecito quemado que te querés matar, si ya se atajan de entrada y te avisan que es una imperfección.... mamá...

Buscandole alguna lógica al asunto se me ocurre que quizás el cocinero se refiere con imperfección a carne cortada en pedacitos chiquitos de formas imperfectas. Pero no tengo forma de probarlo. Ni ganas de arriesgarme a averiguarlo. Así el restaurant se perdió un cliente, y posiblemente muchos mas. Es lo que pasa cuando el cocinero en lugar de ser Nacional y Popular, abandona la causa y pretende hacerse el oligarca.

"Cuando la mona se viste de seda, mas mona queda, papá."
JDP, 1945, en el Trigesimo Primer Congreso anual del Gremio de los Calesiteros celebrado en Chacharramendi, La Pampa.