viernes, 24 de junio de 2011

La máxima peronista para comer en restaurantes.

Si no pedis lo que sale, tenés mas chance de
terminar con la panza apestada.
Juan Domingo Perón, al igual que San Martín, escribió Máximas para ser seguidas por los nacional cocinistas tras su muerte. San Martín había escrito Máximas para su hija; Perón no quiso ser menos y también le dejó las enseñanzas a su hija. El libro tuvo muy buenas ventas en la semana de lanzamiento y fue editado bajo el título "De Perón a Merceditas". Muchos no entendían el motivo por el que Perón le escribía a la fallecida hija de San Martín, pero vos que querés  que le dedique las Máximas a Martha Holgado? Minga!

La máxima número de Perón dice así "En los restaurantes, fondas y cantinas procurarás la comida fresca y solo pedirás la especialidad de la casa". Si en una parrilla pedís langostinos o sushi, querido compañero vos estás mal de la cabeza.  La clave para pedir en un restaurant es pedir lo que pide todo el mundo. ¿Por que? Porque si un producto se vende mucho significa que tiene que reponerse frecuentemente, y por lo tanto siempre va a estar fresco. Compran 20 kilos de carne, se acaba y reponen. En cambio el langostino vaya a saber hace cuanto que lo tienen el fondo de la heladera. Saliendo mas de 60 pesos el kilo tirar no lo van a tirar, y dejarán a criterio de su estomago juzgar si el producto es o no comestible.  Así que ya sabe compañero, si va a una pizzeria pida pizza, en un chino pida fideos con cositas (y ni loco pida pulpo!), en la parrilla carne, y en el Italiano pastas. Nunca podemos ver en que condiciones está la cocina, pero siguiendo los consejos del General tendremos mas chances de comer comida fresca, en buen estado y evitar indeseadas visitas al water closet. Si, Perón decía water closet, tipo muy fino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario